La importancia de una dieta equilibrada

Una buena alimentación no sólo consiste en comer mucha fruta y verdura ó en evitar las grasas saturadas. Una buena alimentación consiste en comer de todo, en su medida y en su momento, acompañándolo siempre de un estilo de vida saludable, por eso en Domopersonal queremos ofrecerte un servicio de nutrición y dietética personalizado.

Primero, debemos tener claro que existen tres grandes grupos de nutrientes, los hidratos de carbono, las proteínas y las grasas. Los hidratos de carbono son el pan, cereales, pasta y arroz, estos deben representar entre un 50-60% de la calorías totales de la dieta, es decir, necesitamos ingerir este tipo de productos a diario y que representen una parte importante de lo que comemos a lo largo del día. Además debemos incluir la fruta y verdura la cual es nuestra fuente principal de vitaminas y minerales, un déficit de éstas puede producirnos problemas de salud como la anemia ferropénica o megaloblástica. Debemos  tomar al menos dos raciones de verdura al día, normalmente acompañando las comidas principales. En cuanto a fruta se toman de dos a tres piezas al día, el momento ideal para ingerirlas es entre horas (almuerzo y merienda).

Las proteínas pueden ser de origen animal (carne, pescado, huevos, lácteos) o de origen vegetal (legumbres y frutos secos) y estás deben representar el 15-20% de nuestra alimentación diaria.

Finalmente las grasas se representan un 25-30% de nuestra ingesta diaria, para que la proporción sea adecuada deberemos tomar de manera mayoritaria (15%) grasas monoinsaturadas, es decir, las que encontramos en los aceites por ejemplo, alrededor de un 9% grasas poliinsaturadas como el omega-3 y omega-6 y de forma minoritaria (7%) grasas saturadas.

Imagen: http://www.vitonica.com
CERRAR
×
×

Carrito