SÍNTOMAS DE BRONQUIOLITIS EN BEBÉS

SÍNTOMAS DE BRONQUIOLITIS EN BEBÉS

Mami, ya está aquí, ya ha llegado una de tus mayores pesadillas ¡No hablo del frío, ni del viento, ni de la nieve! Te hablo de la temida bronquiolitis en los bebés y niños pequeños que está presente durante todo el invierno, desde Diciembre hasta Marzo.

¿Sabías que el 33% de los lactantes tendrá una bronquiolitis en invierno? ¡Pues nos guste o no, así es! Es la infección más frecuente de los peques durante esta estación. Pero una vez más, tranquila…Sólo el 7-14% ingresarán en el hospital.

¿Te interesa este tema verdad? Pues lee con atención porque este post es en un manual de instrucciones fácil y sencillo para que sepas cómo prevenir la bronquiolitis, qué niños tienen mayor riesgo de padecerla, cómo tratarla y que aprendas a detectar los síntomas de bronquiolitis en bebés más característicos, para ayudarte a actuar con rapidez.

¿Qué es la bronquiolitis?

La bronquiolitis es la infección vírica, es decir, causada por un virus, más frecuente en los niños pequeños durante el invierno, concretamente desde Diciembre hasta Marzo.

La bronquiolitis es el primer episodio de infección respiratoria de vías bajas producida por un virus, en la mayoría de los casos es producida por el virus respiratorio sincitial, aunque puede ser producida por otros virus.

Este bichito se instala en las paredes del bronquio y el bronquio se inflama. El bronquio es el tubo del aparato respiratorio por donde entra y sale el aire durante la respiración. Al inflamarse, el espacio donde entra y sale el aire y donde se produce el intercambio gaseoso es mucho más estrecho y los peques tendrán dificultad respiratoria, tos y mucho moco generado por la inflamación de la mucosa bronquial.

¿Cómo evoluciona de forma habitual la bronquiolitis?

Lo habitual es que tu pequeño empiece con síntomas de catarro, con tos, moco y a veces sobre el tercer o cuarto día pueden sufrir un broncoespamo, es decir, presentan dificultad respiratoria al no poder realizar el intercambio gaseoso normal.

La bronquiolitis suele durar unas dos semanas aproximadamente, pero posteriormente queda una tos residual que puede durar entre 2 y 4 semanas más.

¿Cuáles son los síntomas más característicos de la bronquiolitis?

Los síntomas causados por el virus respiratorio sincitial van a depender fundamentalmente de la edad del bebé, niño pequeño, mayor o adulto.

Los síntomas más frecuentes que produce la bronquiolitis en niños menores de dos años son:
-La tos.
-Los mocos.
-Dificultad respiratoria.
-Alteraciones en la alimentación, frecuentemente la falta de apetito.
-En algunos casos puede producir fiebre o febrícula, pero no siempre.
-Otros síntomas que debes observar es su estado general, si tu bebé está muy decaído, si está muy adormilado o muy irritable.

Los síntomas más frecuentes que la bronquiolitis produce en niños prematuros suelen ser: estado general más apagado, adormilado y en muchas ocasiones presentas apneas, es decir, periodos sin respiración.

Los síntomas habituales del virus respiratorio sincitial en los niños más mayores y en los adultos son: síntomas de un resfriado común, es decir, produce un catarro, con moco, tos, estornudo y ahí se queda. Pero…¡tanto los niños mayores como los adultos somos los mayores transmisores del virus a los lactantes y niños pequeños mediante nuestras manos!

¿Bronquiolitis y bronquitis es lo mismo?

¡No mami, la bronquiolitis y la bronquitis no es lo mismo, y te lo explico de forma muy sencilla!

La bronquiolitis es el primer episodio de infección respiratoria de vías bajas en un niño menor de dos años. ¡Sólo se puede tener una bronquiolitis a lo largo de la vida! No existen las bronquiolitis de repetición.

El resto de episodios posteriores se llaman bronquitis.

Una pregunta que nos soléis hacer las mamis es: ¿Si mi bebé ha tenido una bronquiolitis es más propenso a tener más episodios posteriores de bronquitis u otras alteraciones respiratorias como asma?

Pues la realidad es que el 50% de los niños que han tenido una bronquiolitis durante sus primeros meses de vida son más propensos a repetir bronquitis o procesos de hiperactividad bronquial, de obstrucción de la vía aérea inferior en siguientes los siguientes catarros que coja, así que la prevención y los consejos para evitar la transmisión son fundamentales.

¿Qué niños tienen más riesgo de padecer una bronquiolitis?

Los niños que tienen un mayor riesgo de padecer una bronquiolitis son los niños prematuros, los que tienen hermanos mayores que van a la guardería o al colegio porque traen los virus a casa, niños con cardiopatías son más propensos a bronquiolitis graves y aquellos niños que son fumadores pasivos.

Algunos factores son inevitables pero otros sí, así que potencia la salud de tu bebé.

¿Qué pequeños tienen mayor riesgo de precisar ser ingresados en el hospital a causa de una bronquiolitis?

Los niños de máximo riego de ingreso en el hospital son los niños menores de seis meses, especialmente los menores de un mes y aquellos lactantes que han sido prematuros.

En los niños prematuros frecuentemente no presentan los síntomas característicos de la bronquiolitis como la tos, los mocos, sino que empiezan con apneas. Por eso, en estos casos, aunque sea una bronquiolitis leve precisan ingreso en el hospital para vigilancia y monitorización de las apneas. ¡En estos casos es lo más seguro para todos!

¿Cómo saber que mi bebé tiene dificultad respiratoria a causa de la bronquiolitis?

Para saber si tu bebé tiene dificultad respiratoria a causa de la bronquiolitis, simplemente tienes que desnudar su pecho y observar como respira.

¿Respira con normalidad? En este caso no te preocupes, no tiene dificultad respiratoria.

Si observas que tu bebé respira con una respiración más rápida de lo habitual y superficial, fatigado como si fuese un perrito agotado, elevándosele la barriguita y hundiéndosele las costillas, es que tiene dificultad respiratoria y a esto se le llama tiraje. Dependiendo del grado de dificultad respiratoria tirará de unos músculos u otros, con la intención de poder hacer ese intercambio gaseoso, tirando de toda la musculatura costal para poder meter y sacar el aire. En este caso, debes de acudir al pediatra para que lo ausculten.

Mitos sobre la bronquiolitis.

1.Los mocos le han bajado al pecho.

Una frase muy típica de las madres y las abuelas es que los mocos bajan al pecho, pero… Los mocos no bajan… Los mocos se producen en la nariz o en la garganta si tienes un catarro de vías altas, o cuando el virus baja a las vías bajas o la vía aérea inferior, la mucosa bronquial se inflama y fabrica moco, pero los mocos no suben ni bajan.

2. Se puede evitar que el catarro baje a las vías bajas y provoque una bronquiolitis.

¡Lamentablemente es un mito! No podemos hacer nada para evitar que el catarro baje a las vías bajas y provoque una bronquiolitis.

Si tu bebé tiene un catarro de vías altas tienes que esperar a que el catarro evolucione. Recuerda que es un virus y para los virus no hay un tratamiento específico, ¡Los antibióticos no sirven! Y de hecho no está demostrado la eficacia de los corticoides en el tratamiento de la bronquiolitis.

Eso sí, es importante observar los signos de alerta como la dificultad respiratoria en los peques menores de dos años o las apneas en caso de niños prematuros.

3. El frío y las corrientes de aire provocan bronquiolitis.

¡Para nada! Tú bebé no va a coger una bronquiolitis por pasearle con el carrito por la calle, ni por pasar frío ni por corrientes… ¡El virus no está en el aire! El virus se transmite de persona a persona, al tocarle con las manos o al darle un beso…

¿Cómo prevenir la bronquiolitis?

Puedes ayudar a prevenir la bronquiolitis a tu bebé siguiendo las siguientes recomendaciones:

1. Realizando una buena higiene de manos:

Es importante realizar una buena higiene de manos antes de tocar al bebé con agua y jabón. La bronquiolitis es una infección vírica que se transmite por contacto estrecho de persona a persona. Te pongo un ejemplo: Si tú tienes el virus, te suenas los mocos y después tocas a tu bebé, puedes transmitírselo. ¡El lavado de manos es vital para prevenir su transmisión!

2. Evitando el contacto estrecho con personas acatarradas:

Si algún familiar está acatarrado, con tos, estornudos o mocos, no debe coger a un bebé. ¡Hay que reducir los riesgos! Un resfriado común en un adulto o en un niño mayor de dos años sin mayor importancia puede producir una bronquiolitis en un niño menor de dos años. Por eso, es importante reducir las visitas en casa en invierno.

Si sois vosotros los papás los que estáis acatarrados, es importante que realicéis una buena higiene de manos antes de coger al bebé e incluso utilizar mascarilla a la hora de amamantarlo.

¿Cuál es el tratamiento de la bronquiolitis?

Realmente los pediatras no tienen un tratamiento efectivo para las bronquiolitis.

Hay muchas mamis que dicen: a mi peque le han enviado un jarabe, un nebulizador, unas gotas, etc. Pero la realizad es que los estudios científicos demuestran que ni los corticoides tienen una evidencia sólida, ni los broncodilatadores, ni jarabes para la tos que están contraindicados, ni los antibióticos porque es una infección vírica son efectivos.

Por lo tanto, realmente se prueba con diferentes opciones para intentar mejorar los síntomas, pero lo que realmente está demostrado que funciona es mantener una buena hidratación (ofrecerle el pecho con frecuencia o si toma biberón poca cantidad pero muchas veces al día) y en casos más graves es necesario el ingreso hospitalario para la administración de oxígeno y monitorizarlas para vigilar su evolución.

Para finalizar:

Con todo lo que has aprendido en este post, eres una mami experta en bronquiolitis, especialmente en detectar sus síntomas y en su prevención. Es muy importante que tengas presente los síntomas de alerta durante estos meses de invierno para actuar con rapidez.

¿Te gustaría conocer más consejos para facilitarte el cuidado de tu bebé? Pues suscríbete a nuestro canal de youtube haciendo click aquí y accede a todos los vídeos que hemos creado para facilitar tu maternidad.

Autora: Noelia Mateu, enfermera DomoPersonal y Gym4Mom.

CERRAR
×
×

Carrito