EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO ¿SÍ O NO?

EJERCICIO DURANTE EL EMBARAZO ¿SÍ O NO?

En contra de lo que muchos y muchas puedan pensar, está científicamente demostrado que, durante el embarazo, el ejercicio físico controlado por un especialista y siempre que el médico lo permita, no es perjudicial, sino que muy recomendable tanto para el bebé como para la futura mamá.

Es más, tanto el Colegio Real como el americano de Obstetras y Ginecólogos recomiendan que las mujeres embarazadas sigan un programa de ejercicios de intensidad moderada durante al menos 30 minutos casi todos los días con el objetivo de mantener su condición física durante el embarazo.

Pero además, el ejercicio no solo es beneficioso para la etapa del embarazo, sino también para el parto y el post-parto. En primer lugar, durante el embarazo el ejercicio mejora la condición física de las mujeres, fortaleciendo su musculatura y preparándola para el parto y todos los cambios que tendrán lugar en su cuerpo a lo largo de todo el periodo gestacional, evita el exceso de peso para la embarazada y para el bebé y proporciona un mayor bienestar fetal. También reduce el riesgo de algunas enfermedades propias del embarazo como la hipertensión arterial y la diabetes gestacional, normalmente generada por los cambios hormonales en el cuerpo de la mujer.

Durante el parto, además de preparar la musculatura, también se trabaja la movilidad de la pelvis, lo que proporciona una mayor flexibilidad y una mejor apertura del cuello del útero, reduciendo el esfuerzo y el dolor en el momento de dar a luz. De esta forma, se facilita el parto natural y reduce los partos instrumentados y por cesárea.

En el post-parto, la actividad física tiene grandes beneficios en la salud materna y es que ayuda a una pronta recuperación física y mental: mejora la tolerancia a la ansiedad y a la depresión post-parto y mejora el concepto de imagen corporal de la madre tras los cambios sufridos.

Otro de los beneficios del deporte durante el embarazo, es la conexión que se establece entre las futuras mamás. El ejercicio en grupo, permite que muchas madres se conozcan, se sientan identificadas unas con otras y compartan experiencias, generando así un sentimiento de compañerismo y apoyo moral, lo que mejora la relación con el embarazo, con una misma y hace que las mujeres se sientan comprendidas por otras madres en la misma situación.

Por último y para resumir, aquí dejamos una pequeña lista con todos los beneficios del ejercicio físico en mujeres embarazadas:

-Previene los dolores de espalda propios del embarazo

-Tonifica la musculatura implicada en el momento del parto y la mantiene firme

-Libera el stress y estabiliza el humor de la madre

-Mejora la movilidad de la pelvis

-Genera las endorfinas necesarias para el día a día

-Previene la ganancia excesiva de peso de la madre y del feto

-Mejora las capacidades metabólicas y cardiopulmonares

-Previene la hipertensión arterial y la diabetes gestacional

-Activación y liberación miofascial

 

Aprende que ejercicios puedes hacer durante el embarazo con nuestra
Guía de Ejercicio Durante el Embarazo

CERRAR
×
×

Carrito