3 Errores más comunes en el entrenamiento de la movilidad y como solucionarlos

3 Errores más comunes en el entrenamiento de la movilidad y como solucionarlos

¿Por qué no mejora mi cliente? Los 3 errores más comunes en el entrenamiento de la movilidad y como solucionarlos.

¿Por qué mi cliente no consigue sus objetivos? ¿Por qué no mejoran sus dolores de espalda, rodilla o cadera? ¿Qué estrategia podría utilizar para hacer mis entrenamientos más completos?

Aún recuerdo cuando yo me hacía todas estas preguntas entre clase y clase, sabiendo, que no le estaba dando a mi cliente todo lo que podría esperar de un entrenamiento personal. Estiramientos estáticos, dinámicos, trabajo de CORE, fuerza… Lo había probado todo obteniendo ciertos resultados, pero no los resultados que yo quería y que mi cliente esperaba.

Fue entonces cuando me topé de lleno con el entrenamiento de las articulaciones (lo que comúnmente llamamos movilidad, aunque en realidad no sepamos de lo que hablamos). Por fin había encontrado una forma de mejorar la extensión de cadera teniendo en cuenta que hay vida más allá de mejorar la fuerza del glúteo o haciendo estiramientos estáticos de psoas. Por eso, quiero compartir hoy con todos vosotros los 3 errores principales que encontré y cómo les puse solución:

1.- No darle importancia al sistema nervioso: ¿cuántas veces tu cliente ha llegado estresado de su trabajo, llevando el móvil encima porque espera una llamada importante o sin haber dormido más de 4-5 horas? Es más normal de lo que parece y tiene mucha más importancia de la que le das. Cuando esto ocurre, utiliza técnicas de relajación ANTES de iniciar tu entrenamiento. Si no lo haces, será imposible trabajar sobre nuevos rangos de movimiento.

2.- No creas que el foam roller es un instrumento mágico: el foam roller te va a ayudar, pero no centres únicamente el entrenamiento de la movilidad en unas “pasaditas con el churro” antes de empezar la sesión. La movilidad requiere un control activo, el cual no puedes conseguirlo con el foam roller únicamente.

3.- Utilizar estiramientos estáticos como único método: Los estiramientos tienen su utilidad dentro del entrenamiento de la movilidad. ¿Quieres mejorar la movilidad de tobillo de tu cliente? Perfecto, primero realiza el estiramiento de gemelo. Pero después, genera otro tipo de estímulo donde tu cliente tenga que trabajar de forma activa para provocar ese nuevo rango de movimiento.

Por fin sabía qué estaba haciendo mal, había encontrado el problema y ahora solo tenía que buscar una solución. Por eso, estuve durante un año entero leyendo, estudiando, asistiendo a charlas y cursos, probando métodos y ejercicios específicos para trabajar la movilidad y creeme, cuando lo puse en práctica, llegaron resultados que nunca me hubiese imaginado.

Quiero compartir contigo alguno de esos métodos que me han ayudado a mi y a mis clientes a mejorar los rangos articulares y acelerar la consecución de objetivos una barbaridad:

1.- Máximo recorrido en entrenamiento de fuerza: ¿Aún eres de los que piensa que no hay que pasar de los 90º en la sentadilla? Utiliza progresiones adecuadas para poder ejecutar los ejercicios con un rango de movimiento mayor al que estas utilizando actualmente. Mayor recorrido = articulaciones más fuertes.

2.- Sácale el máximo provecho a los estiramientos balísticos: cuando ejecutas un estiramiento balístico, la orden que le estás dando a tu cerebro es “quiero llegar ahí, quiero llegar ahí”. Empezando con un rango de movimiento corto, este es uno de los mejores métodos para ganar movilidad.

3.- Confía en las rotaciones articulares: añade en tus entrenamientos rotaciones de las principales articulaciones del cuerpo. Sigue siempre esta norma: movimientos lentos, en los límites de la articulación. Este método te proporcionará unas articulaciones sanas.

Poniendo en práctica estos tres métodos y entendiendo las bases anatómicas y fisiológicas de las articulaciones, pude multiplicar mis resultados y conseguir que clientes que se habían estancado, pudiesen seguir progresando. Actualmente, no hay ni un solo entrenamiento en el que no incluya uno o varios ejercicios de movilidad.

¿Te gustaría conocer más a fondo esos métodos de entrenamiento? ¿Quieres entender por que no puedes trabajar la movilidad y la flexibilidad de la misma forma? ¿No sabes que papel juega el sistema nervioso en la rigidez muscular? No te preocupes, yo estuve en la misma situación que tú.

Es por eso que me he aventurado a lanzar este artículo y este webinar, para que todos los que os hayáis encontrado en la misma situación que yo, os evitéis todo ese proceso de ensayo/error y podáis aplicar estos métodos desde ya.

En el webinar tienes resumido todo el trabajo que llevo realizando durante un año en una hora. Métodos, limitantes, puesta en práctica, aclaraciones terminológicas y todo lo que necesitas conocer para iniciarte en el mundo de la movilidad. Te animo a verlo y a compartir tu opinión conmigo.

Estaré encantado de poder leerte.

Antonio Solano.

Entrenador Personal DomoPersonal

Grado en Ciencias de la Actividad Física y Deporte

CERRAR
×
×

Carrito