El fallo que está reventando tu dieta

El fallo que está reventando tu dieta

¿Te gustaría conocer el fallo que está reventando tu dieta? Estoy seguro de que sí. Te esfuerzas y tus resultados no son los esperados y terminas frustrándote y vuelta a empezar…

En este post, vamos a hablar del déficit calórico que seguramente ya has oído hablar de él, pero que muchas veces se nos escapan ciertos detalles que nos están reventando todo el esfuerzo que estamos haciendo en nuestro proceso de pérdida de peso. En ese déficit calórico tenemos que conseguir un balance calórico negativo, es decir, consumir menos calorías de las que gastamos. De esta manera nuestro cuerpo tirará de esas reservas que tenemos almacenadas para conseguir esa energía que no estás metiendo de manera nutricional. ¿Cómo conseguir ese balance negativo? Tenemos dos opciones.

La primera opción sería aumentar el gasto calórico, es decir, aumentar mi actividad tanto con entrenamiento como caminando más, yendo a dar una vuelta antes de ir a comprar, aparcando más lejos del trabajo, subiendo escaleras, tanto con entrenamiento como con actividad física que son estos ejemplos que te he comentado.

La otra opción sería reducir la ingesta calórica. Hay que tener cuidado porque una reducción importante en la ingesta calórica te va a perjudicar. Entonces, es conveniente que no hagas una reducción tan grande de esas calorías, pero sí que haya ese déficit calórico para permitirte mantener en el tiempo lo que es ese déficit calórico y conseguir tu objetivo. Si lo hacemos de una manera drástica, bajando mucho las calorías, al final no lo podrás mantener en el tiempo, acabarás abandonando y volviendo al punto de partida una y otra vez siendo una pescadilla que se muerte la cola.

Entonces, lo importante es que lo podamos mantener en el tiempo, de esta manera, una ingesta controlada te va ayudar.

¿Qué sería lo óptimo para generar un buen déficit calórico?

Lo óptimo sería obviamente combinar las dos opciones, es decir, hacer una reducción de calorías moderada y aumentar mi gasto calórico. De esta manera, obtener los beneficios de las dos opciones y optimizar tu proceso de pérdida de peso. Este simbolito de cuidado quiere decir que no eres capaz de saber cuántas calorías estas gastando en tu día a día, pero sí que eres capaz de controlar la ingesta. Al final, con una buena lectura de la etiqueta nutricional puedes controlar toda esa ingesta y saber cuánto estas comiendo y si te estás pasando en exceso. Esa cantidad de calorías que estás comiendo tienes que tener cuidado.

Otro fallo que cometemos en nuestro déficit calórico y que muchas veces es el fallo que no te permite avanzar, que estás haciendo esfuerzo durante toda la semana y no consigues los resultados es no tener en cuenta una cosita que vamos a ver ahora. Imaginamos que esta es mi máximo de calorías que puedo consumir en un día, a partir de un cierto punto ya no estaría en un déficit calórico, sino en un balance energético positivo durante la semana. Llego a ese déficit durante la semana, pero el fin de semana, sin darnos cuenta, al coincidir con los días que no entrenamos, que no hacemos más actividad física, ocurre que esto se dispara.

De esa manera, todo el esfuerzo, esas calorías que hayas cometido de más, se cargan todo el esfuerzo que hemos hecho durante la semana porque al final esas calorías de más es como si las hubiéramos metido en el total. De esa manera no hay un balance negativo, no hay un déficit calórico real y por eso no estas consiguiendo esos objetivos de pérdida de peso.

Por eso, controlando esto, tanto la ingesta calórica como el gasto energético podrás llegar de mejor manera a obtener tus resultados de esa pérdida de peso. Espero que se haya quedado claro tanto el déficit calórico como las dos opciones para conseguirlo siendo lo óptimo combinar las dos opciones, ingesta moderada de calorías y aumento del gasto calórico tanto con actividad física como con entrenamiento. Si has sido capaz de entender esto y eres capaz de aplicarlo en tu día a día llevarás mucho ganado en tu proceso de pérdida de peso.

¡Espero haberte ayudado!

Autor: Pablo Ruiz, entrenador personal en DomoPersonal.

CERRAR
×
×

Carrito