Estar delgado no es estar sano

delgado y gordo¿Estar delgado es estar sano? ¿Alguna vez te has preguntado qué es más importante la estética o la salud? ¿Prefieres un cuerpo que funcione correctamente o uno bonito?

En cuanto a la primera la ciencia nos muestra que no, estar delgado no está necesariamente relacionado con estar sano igual que tener un “exceso de peso” no tiene por qué estar relacionado con enfermedades.

Esto provocó la creación de dos términos para describir los diferentes casos de gente que no está dentro del grupo de delgados sanos o de obesos enfermos:

Se creó el término TOFI Thin outside, fat inside (delgado por fuera, obeso por dentro). Es gente que estéticamente está delgada y por tanto se pensaría que no debería de tener demasiada grasa, pero cuando se realiza una resonancia magnética se observa que tienen una gran cantidad de masa grasa y poca masa muscular que por norma general no funciona correctamente.

Es habitual en el caso de gente que basa la pérdida de peso únicamente en dietas hipocalóricas de manera que el cuerpo cuando detecta la falta de energía empieza a consumir sus reservas de grasa pero también su masa muscular para consumir menos energía.

Suele ser gente que si observas vestida parece estar en forma pero cuando se quitan la ropa se les ve “blando o poco tonificado”.

Si usamos como metáfora un coche estaríamos realizando un viaje con poca gasolina (alimentación hipocalórica) pero al ver que no llegamos a nuestro destino empezamos a soltar lastre tirando las maletas (grasa). Vemos que aun la gasolina que nos queda es muy poca y lo que hacemos es empezar a quitar piezas del motor (masa muscular) quedándonos solo con lo básico para ir a la velocidad mínima y así ahorrar toda la gasolina posible y llegar a nuestro destino.

También se originó el término MHOmetabolic healthy obese(obeso metabólicamente sano).

Son personas obesas pero que no presentan las patologías que comúnmente suelen estar asociadas a la obesidad (hipertensión, diabetes, resistencia a la insulina, dislipemias, etc.)

Estos obesos tienen una masa muscular elevada y que funciona correctamente y lo habitual es que mantengan una actividad física elevada.

Continuando con la metáfora del coche podríamos imaginar a estos obesos como tractores. Coches muy grandes y pesados y que normalmente no ganarían un premio al diseño pero tienen un buen motor y funcionan perfectamente.

Aunque sea gente saludable tienen mayores riesgos de enfermedad cardiovascular a largo plazo o en caso de lesión o problema que impida continuar con su actividad física habitual, por tanto, sería recomendable un control de salud y una reducción en la cantidad de grasa.

Conociendo un poco estos términos podemos darnos cuenta de que perder peso, sobretodo dependiendo de cómo se haga, no es sinónimo de salud y el estar delgado a toda costa no es sano. La imagen corporal es un aspecto al que se le da mucha importancia en la sociedad actual pero hay que lograr una buena imagen corporal acompañada de un estado óptimo de salud y funcionalidad del organismo logrando una mejora estética perdiendo grasa pero conservando o incrementando la masa muscular de manera que nos facilite esa pérdida de grasa (no necesariamente de peso ya que podemos pesar lo mismo perdiendo grasa y ganando musculo y estar mejor a nivel estético y funcional)

Por tanto desde DomoPesonal y a modo de conclusión te aportamos: si eres un coche de gama media tienes dos opciones:

Puedes fijarte en perder peso sin importar de donde venga y acabando así:

O puedes tener una alimentación correcta y una actividad física adecuada convirtiéndote en un coche de gama alta que funciona perfectamente:

Como siempre, TÚ DECIDES.

AUTOR: Roberto Conesa. Entrenador especializado en Obesidad y sobrepeso.
CERRAR
×
×

Carrito