Cómo perder peso sin pasar hambre.

Cómo perder peso sin pasar hambre.

En este post te voy a contar algo que te va encantar. Te voy a contar el secreto para perder peso sin pasar hambre. ¡Toma nota porque es posible, sólo hay que saber cómo!

Cuando iniciamos el proceso de pérdida de peso normalmente ponemos el foco en la reducción de la ingesta de calorías, en hacer una dieta súper-estricta, en “cerrar el pico y no comer nada” y esto en determinadas ocasiones, puede ser un error pues reducir en exceso la ingesta calórica puede afectar a tu salud en primer lugar y que seguidamente te lleve a abandonar tu objetivo de pérdida de peso.

Pregúntate algo muy simple. ¿Eres capaz de permanecer durante mucho tiempo pasando hambre? Sé sincer@ contigo mism@. ¡Es imposible! Antes o después, terminas abandonando. Si pasas hambre es porque tus necesidades básicas no están cubiertas (otra cosa es la sensación de apetito, la gula o el capricho)

El secreto está en darle la vuelta a la tortilla. Estamos acostumbrados a poner el foco en lo que tengo que dejar de hacer (dándole órdenes negativas a nuestro cerebro), ahora cambia el chip, estimula a tu cerebro y pon el foco en qué puedes hacer para mejorar.

Cambiando el punto de vista negativo a un punto de vista positivo para ti y tu cerebro, vas a poner el foco en qué puedes hacer para perder peso. ¿Cómo? Aumenta tu gasto calórico. De este modo, la reducción de ingesta de calorías será menor (podrás comer más cantidad) y estarás mejor nutrid@, beneficiando a tu salud física y mental en el proceso.

Además, para que te sea más sencillo llevarlo a cabo, te voy a facilitar las estrategias que te van a ayudar a aumentar tu gasto calórico total a lo largo del día. Una vez más, es importante matizar que lo ideal sería combinar ambas opciones para tener los mejores resultados posibles.

¿Cómo puedo aumentar mi gasto calórico para conseguir mi objetivo de pérdida de peso?

Las estrategias que te van a ayudar a aumentar tu gasto calórico y por tanto, a conseguir tu objetivo de pérdida de peso, son:

1.EJERCICIO FÍSICO: Actividades que están planificadas y tienen un objetivo en concreto (en este caso la pérdida de peso)

  • Entrenamiento aeróbico: un clásico de la pérdida de peso, pero en contra necesitamos mucho tiempo para entrenar (sesiones de +1h) y a veces no disponemos de ese tiempo para poder entrenar. Otro hándicap añadido es que no diferenciamos que composición de peso estamos perdiendo (perderemos tanto masa muscular como masa grasa) y por otro lado el metabolismo se adapta a este tipo de esfuerzos (nuestro cerebro está hecho para ser eficiente desde la prehistoria, está diseñado para no gastar energía de manera ´´tonta´´)
  • Entrenamiento fuerza: sería recomendable hacer mínimo 2 días a la semana de entrenamiento de fuerza. Ello te va a ayudar a mantener la masa muscular que me te va a permitir estar más fuerte, con más vitalidad, que te encuentres mejor y te veas mejor. Además, el entrenamiento de fuerza te va a proteger de un posible efecto rebote, ayudándote a que tu metabolismo no se vuelva eficiente.
  • Entrenamiento HIIT: entrenamiento un poco más intenso en periodos cortos de tiempo. Para etapas un poco más avanzadas o personas que tienen algo de experiencia y previamente han hecho un proceso de preparación para este tipo de entrenamientos.

2.ACTIVIDAD FÍSICA: Toda actividad de tu día a día que no está planificada, ni tiene un objetivo definido, como por ejemplo: andar, subir escaleras, dar una vuelta a la manzana antes de ir a comprar, aparcar lejos del trabajo.

Como te he comentado anteriormente, lo ideal para aumentar tu gasto calórico sería combinar los dos, siendo la actividad física clave, pero siendo realistas. No podemos intentar compensar 10 horas de sedentarismo todos los días con 2 horas de entrenamiento a la semana.

Llegado a este punto. ¿Eres consciente de cuál es la clave? Hay que dejar de lado el sedentarismo y pasar a una vida activa. ¡Ese es el secreto!

La actividad física te va dar ese gasto extra en tu día a día para mantener el gasto calórico elevado. De este modo, al tener un gasto calórico elevado, podrás consumir más calorías aun estando en déficit y poder hacer un proceso de pérdida de peso sin pasar hambre.

Ahora es el momento de llevarlo a la práctica.

¡Cierra tu PC, Tablet o móvil y actívate ya!

Autor: Pablo Ruiz. Entrenador personal del equipo de DomoPersonal especializado en pérdida de peso.

CERRAR
×
×

Carrito