Entrenamiento físico, una mejora para enfermos de Alzheimer

Es un hecho que el Alzheimer es un síndrome neurodegenerativo de origen desconocido y sin tratamiento curativo, que destruye las neuronas y conexiones sinápticas produciendo una pérdida de las facultades cognitivas, abocando al enfermo a una exclusión social. Esta enfermedad se presenta como la tercera causa de muerte en el mundo, siendo un problema socio sanitario de primera magnitud. Las previsiones en España es que puede afectar al 40% de la población mayor de 70 años.

 

Los enfermos presentan una pérdida de habilidades para desarrollar su vida diaria todo ello unido a un deterioro de su capacidad funcional, lo cual determina la pérdida de independencia y el descenso de calidad de vida que presentan estos pacientes.

images alzheimer

 

Diversas investigaciones han evaluado, si programas de entrenamiento en fuerza, flexibilidad movilidad articular y balance/coordinación mejoran su capacidad funcional general y su habilidad para realizar actividades de la vida diaria. Se ha publicado un estudio de caso-control que tras un programa de 12 semanas de entrenamiento, se corroboran mejoras significativas tanto en la fuerza como en la flexibilidad de miembros superiores e inferiores, mejoras en la agilidad y el balance dinámico, así como en resistencia aeróbica, postura, con un descenso del riesgo de caída, lo cual repercute en una mejora apreciable para realizar las actividades de la vida diaria.

 

Nuestra conclusión a la vista de estos hechos es que, debido a las mejoras demostradas, un programa de entrenamiento físico de estas características debía de ser incluido en el tratamiento habitual de este tipo de enfermos.

CERRAR
×
×

Carrito