Mito: La fruta es mala porque contiene mucho azúcar

Mito: La fruta es mala porque contiene mucho azúcar

¿Quién no ha escuchado alguna vez que la fruta es mala porque tiene mucho azúcar?

En este post queremos romper con este falso mito arraigado, pero ante todo, que sepas el porqué. Una vez que entiendas esto, cambiar la percepción de que la fruta es mala porque tiene mucho azúcar será mucho más sencillo y podrás disfrutar de las vitaminas y antioxidantes que nos aportan.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que no toda la fruta tiene la misma cantidad de azúcar. Aun así, debemos de saber que las cantidades de azúcar en este tipo de alimentos, es bastante reducido y no debemos de asustarnos, excepto en algunos casos como son las frutas pasas o desecadas, que al haber perdido su mayor cantidad de agua presentan proporcionalmente niveles más elevados.

La mayoría de frutas que habitualmente consumimos pueden tener entorno a un 15-20% de azúcar. Estos valores son relativamente bajos si los comparamos con la inmensa mayoría de alimentos como galletas, snacks o similares que acostumbramos a consumir en el día a día.

Dos aspectos muy importantes para comprender la repercusión del consumo de frutas en nuestro cuerpo son el índice glucémico y la carga glucémica.

El índice glucémico es lo que nos determina cuanto tiempo tarda nuestro cuerpo en absorber el azúcar o hidratos de carbono en sangre y es de gran importancia puesto que los niveles en sangre deben de estar muy controlados para no entrar en estado de hiperglucemia o hipoglucemia. El cuerpo humano ya sabemos que es muy inteligente y es capaz de regular esto en casos normales, pero en el caso de la glucemia lo que ocurre es que cuando ingerimos cantidades muy elevadas nuestro organismo lo guarda para poder utilizarlo en un futuro. La forma en que nuestro cuerpo guarda estas cantidades sobrantes es en primer lugar a modo de glucógeno en músculo e hígado y si este no lo hemos consumido mediante ejercicio físico, se guarda en forma de grasa.

La carga glucémica es la cantidad de azúcar que tiene un alimento por ración y de esta forma, ver cómo de rápido y alto va a subir a nuestra sangre.

Por tanto, además de la cantidad de azúcar de cada fruta y/o alimento que consumimos, es muy importante saber cómo de rápido sube ese azúcar en los niveles de sangre. Debemos de tener claro que la fruta en general es buena y no hay que tenerle miedo al azúcar que pueda contener. Eso sí, debemos de tomarlas en cantidades controladas y sin excedernos.

Ahora ya conoces los motivos por los que romper con el falso mito de que la fruta es mala porque contiene mucho azúcar. Seguro que tienes familiares o amigos que siguen este falso mito, así que si quieres contribuir a que generen nuevos hábitos saludables, comparte este post con ellos.

Autor: Roberto Conesa. Entrenador personal en DomoPersonal especializado en nutrición.

CERRAR
×
×

Carrito