Mitos y falsas creencias: lograr resultados no es equivalente a sufrir

“Sin dolor no hay victoria”. Este grito de batalla tan empleado en diferentes espacios también lo hemos podido ver en el ámbito de la actividad física. Sin embargo, y buscando siempre el objetivo prioritario (la SALUD), convendría desterrar este mito.

Algunas actividades de gran intensidad o larga duración se pueden acompañar de molestias y sensaciones desagradables. Cabe aclarar que esas sensaciones no son un síntoma positivo, no son una consecuencia natural del ejercicio. Cuando hay dolor significa que algo va mal.

15_001

Por ello, en DomoPersonal consideramos una conducta errónea y aconsejamos evitar el hacer ejercicio cuando notamos un dolor o nuestro cuerpo presenta una lesión. Nuestro cuerpo tiene un límite: no es recomendable realizar la actividad física a altas temperaturas o con ropa no adecuada. De la misma forma, realizar ejercicio que sobrepasa el nivel de tolerancia a la carga individual es peligroso, ya que corremos el riesgo de lesionarnos.

Si caemos en este error y comienzan las lesiones, lo más probable es que acabemos por abandonar la práctica de ese ejercicio o deporte.

Por lo tanto, desde DomoPersonal queremos compartir tres soluciones que pueden resolver esta falsa creencia:

1.- Consultar a expertos (Licenciados en Ciencias de la Actividad Física y Deporte) para que os prescriban qué ejercicios realizar y cómo hacerlo.
2.- No realizar ejercicio cuando tengamos dolor o sensaciones desagradables.
3.- La victoria se consigue sin dolor. Es decir, cuando realizamos ejercicio físico buscamos una mejora de nuestro bienestar. Por lo tanto, disfrutemos y divirtámonos. Es la mejor receta para mantener sanos nuestro cuerpo y mente.

CERRAR
×
×

Carrito