¿Qué hacer si mi bebé o mi peque tiene fiebre?

¿Qué hacer si mi bebé o mi peque tiene fiebre?

Mi bebé o mi peque tiene fiebre…¿Y ahora qué hago? Es una gran pregunta mami…

Los mocos, la tos y la fiebre son muy frecuentes en los bebés y niños pequeños, sobretodo durante el otoño y el invierno y todavía más cuando van a la guardería o al colegio o si son varios hermanitos en casa que cuando termina uno empieza el otro. ¡Es completamente normal y a veces se convierte incluso en rutina!

La fiebre en especial es un tema que os preocupa mucho a las mamis y por eso hoy te quiero aportar 8 consejos muy sencillos para aprendas a actuar correctamente si tu peque tiene fiebre. Además te voy a aportar 2 truqillos para que no cometas los errores más frecuentes antes esta situación. ¡Te vas a convertir en una gran enfermera!

¿Qué es la fiebre?

A menudo asociamos la fiebre con algo negativo, y más cuando son los peques de la casa los que tienen fiebre. Lo asociamos a estar enfermos. ¿Pero sabías que la fiebre es un signo positivo? Sí mami, la fiebre nos indica que las defensas del organismo están actuando contra el virus o la bacteria, para eliminarlos. ¡Tenemos que verlo como algo positivo!

En los niños pequeños es normal que a veces solo tengan fiebre sin ningún otro síntoma, o que empiecen solo con fiebre, lo que los pediatras llaman “fiebre sin foco” o situaciones en las que todavía no ha dado la cara y necesita un poco más de tiempo de evolución.

¿Cuándo tiene fiebre tu peque?

Tu peque tiene fiebre cuando al ponerle el termómetro indica que su temperatura corporal es igual o superior a 38 grados.

Cuando tiene entre 37 y 37,9 grados centígrados no se considera fiebre, sino febrícula, también llamado décimas.

A la hora de medir la temperatura tenemos que tener en cuenta que la temperatura puede variar hasta un grado según la zona de medición:

En la axila, es la zona más cómoda y la más utilizada. la temperatura normal es inferior a 37 grados centígrados.

En la boca la temperatura suele ser medio grado superior a la axila.

Y en el recto la temperatura suele ser hasta 1 grado superior a la axila.

¿Cómo le puedo tomar la temperatura a mi hijo/a?

Le puedes tomar la temperatura corporal a tu pequeño o pequeña con un termómetro. Según el tipo de termómetro y la edad de tu peque le vas a poder tomar la temperatura en diferentes zonas corporales siendo las más habituales la axila, la frente y el oido.

¿Qué tipos de termómetro hay?¿Cuál es el más aconsejado?

Hay diferentes tipos de termómetros: de galio, digital o infrarrojos. El de mercurio siempre ha sido el más exacto pero se eliminó del mercado por su toxicidad para la salud. El más similar al de mercurio es el de galio, cuya ventaja es que es muy preciso y su desventaja que cuesta mucho de bajar la temperatura al sacudirlo y que tu peque se ha de mantener quietecito o quietecita o sujetarle la axila durante la medición de la temperatura, habitualmente en la axila, durante 5 minutos.

Para los niños pequeños el más práctico es el digital bien en la axila, oído y frente. Suele ser más rápido y más cómodo. Este tipo suele ser menos preciso sobre todo para medir la febrícula, lo que solemos decir “las décimas”

Con los infrarrojos le vas a poder tomar la temperatura tanto en la frente como en el oído.

Ahora ya decides tú qué termómetro utilizar.

8 Consejos que debes tener en cuenta si tu peque tiene fiebre:
  1. Medir la temperatura corporal y comprobar que tu peque realmente tiene fiebre.

Es cierto que las mamis tenéis ese sexto sentido en vuestros labios, que acercándolos a la frente de vuestro peque sois capaces de medir la temperatura corporal y percibir si tiene fiebre o no. Ahora bien, necesitamos saber exactamente qué fiebre tiene a través de un termómetro y medir su evolución.

  1. Valorar el estado general de tu peque y no guiarte simplemente por la temperatura que marque el termómetro.

A veces, el termómetro puede marcar 39 grados y tu peque estar activo, sin dejar de jugar. Sin embargo, ¿No te ha pasado alguna vez tener unas décimas tipo 37, 5 y estar agotada?

Lo importante es que valores si está estable y si respira bien. Si es así no hace falta que salgas corriendo de casa en mitad de la madrugada, con frío, para llevarle a urgencias. Lo habitual es seguir la evolución en casa y pasados un par de días si continúa la fiebre llevarlo al pediatra.

Otra cosa es que tu bebé sea muy pequeñito y la fiebre muy alta. En este caso si te recomiendo asistir a urgencias.

  1. Quítale ropa y baja la calefacción de casa.

Para bajar la temperatura corporal es recomendado quitar el mayor número de ropa y bajar la calefacción de casa. ¡No hay necesidad de ir en manga corta en casa en pleno invierno porque los contrastes de temperatura al salir a la calle son grandes y provocan resfriados!

Se recomiendan seguir estas pautas antes que meter a tu peque en la bañera a media noche…¿Alguna vez has tenido 39 de fiebre y te has metido en la bañera? ¡Yo sí! y te digo en primera persona que es horrible y muy desagradable…Además la temperatura corporal baja pero por un corto periodo de tiempo, ¡No hay necesidad de hacerle pasar un mal rato!

Es todo caso, puedes aplicarle algún paño húmero en la frente, en las axilas o ingles e ir refrescándolo.

  1. Es normal que cuando tienen fiebre pierdan el apetito.

Así que ofréceles la comida pero no les fuerces a comer. Es importante mantenerles bien hidratados, con lactancia natural o leche de fórmula si son menores de 6 meses, y con agua si tu bebé o peque es mayor. La fiebre les hace perder mucha agua corporal y han de reponerla.

También es normal que les apetezca cosas muy concretas. ¡No pasa nada que durante un par de días coman solo arroz con tomate si es lo que le gusta y le apetece! 

  1. Adminístrale la dosis adecuada de paracetamol e ibuprofeno

Está muy bien, seguir los consejos anteriores para bajar la fiebre, quitándole ropa y disminuyendo la temperatura ambiente, aplicando pañitos húmedos, pero es esencial administrarle un antipirético adecuado para bajar la fiebre y mejorar su estado general quitando el malestar general que genera la fiebre.

  1. Es normal que te agobies cuando tiene fiebre. ¡Dosis de paciencia!

¡Es normal mami! Si tu peque se encuentra mal tu padeces doble, por él y por ti. Pero se paciente. Aunque te gustaría tener una barita mágica y que la fiebre desaparezca o incluso ponerte en su lugar, la fiebre tiene su evolución y su momento de subida y bajada. ¡Todo llega!

  1. Deja a tu peque en casa cuando tenga fiebre.

No hace falta que sea un superhéroe o una superheroina. Si tiene fiebre, lo mejor es que se quede en casa y que se recupere. No va a perder el curso por unos días, ni va a perder las habilidades sociales con sus compañeros. Necesita descansar.

¿Serías capaz de prestar atención con fiebre? Pues tu peque tampoco.

A veces la conciliación laboral es complicada, pero seguro que encuentras la alternativa para que esos días tu peque pueda estar en casa.

  1. ¡Tu eres su fórmula mágica para la fiebre!

Tus mimos y cuidados son su mejor medicina cuando están malitos…Todos sabemos, que los besos de las mamis son milagrosos… El cura, cura, cura sana es infalible ¡Y se nos pasa casi todo con un buen achuchón! Así que apórtale cariño y seguridad.

¿Sabes cuáles son los dos errores que no debes cometer si tu peque tiene fiebre?

Lee con atención mami:

1.Pasarte la noche en vela si tu peque tiene fiebre pero está estable.

¡No es necesario ni saludable para ti tampoco! Necesitáis descansar, porque cuando los peques están malitos tu energía se consume y terminas agotada. Tienes que estar activa para cuidarle el resto del día.

2.Obsesionarte en la cifra que marque el termómetro.

No te obsesiones con ponerle el termómetro cada 20 minutos. porque la fiebre baja a su ritmo. Inevitablemente, no va a bajar al ritmo que te gustaría. Vigila cómo se encuentra y sobretodo observa su estado general, ya que es el mejor termómetro del que puedes fiarte.

Con estos consejos y esta información estás completamente preparada para aportarle los cuidados que tu peque va a necesitar cuando tenga fiebre. 

Te animo a que te suscribas al canal de youtube de gym4mom para que recibas con prioridad cada nuevo vídeo que realicemos para ayudarte a facilitar tu maternidad. Haz clic aquí para suscribirte. Nos vemos pronto. Bye, bye.

Autora: Noelia Mateu. Enfermera DomoPersonal y Gym4Mom.

CERRAR
×
×

Carrito