3 consejos para realizar ejercicio con dolor de espalda

3 consejos para realizar ejercicio con dolor de espalda

¿Te duele la espalda y quieres empezar a entrenar tu espalda de forma segura? ¿Tienes miedo a empezar porque no sabes cómo hacerlo o por dónde empezar?

Para disminuir tu dolor de espalda y prevenir que te duela, el secreto está en que tienes que fortalecer la musculatura que la envuelve. El reposo y la inactividad producen la debilidad de la musculatura y por tanto, que te produzca dolor. ¡Por eso es muy, pero que muy importante que empieces a activarte!

¿Quieres descubrir los tres primeros pasos que tienes que realizar para empezar a entrenar tu espalda de forma segura? Lee atentamente:

  1. Evaluar los movimientos, posturas y cargas que son los desencadenantes específicos del dolor.

A la hora de iniciar un programa de ejercicios con dolor de espalda es importante determinar qué factores son los que provocan dolor para así poder evitarlos. Aunque parezca obvio todo programa de ejercicios que pretenda ser efectivo debe comenzar sin generar más dolor. Este aspecto es muy importante ya que ayudará a:

  • Aumentar la confianza hacia el ejercicio y por tanto ser constante con tu programa de espalda sana lo cual es realmente necesario.
  • Permitir una desensibilización del dolor.
  1. Entrenar y aprender sobre el movimiento a realizar en las tareas diarias para evitar el desencadenamiento del dolor que les permita desensibilizarse y aprender que el entrenamiento correcto les hace más fuertes en lugar de hacerles más dolorosos.

El segundo paso una vez que hemos conseguido detectar los mecanismos de acción que hacen saltar ese dolor es aprender la técnica correcta de cada ejercicio para entrenar y trabajar en las posturas más seguras para tu espalda.

Esta fase de tu programa de ejercicios que suele ser las que más cuesta hacer dado que requiere de mucha concentración y guía,  te permitirá avanzar en tus ejercicios por la fase 3.

Aprender a sentarte, levantar o coger un peso van a determinar el éxito de  tu recuperación.

 

  1. Crear una progresión de ejercicio para que permita una actividad sin dolor.

Saber ir de lo sencillo a lo complejo, de lo analítico a lo global suele ser unos de los motivos por los que unas personas nunca consiguen olvidarse de dolor de espalda y otras personas bien entrenadas llevan años sin acordarse de él.

¿Te imaginas haber comenzado tus clases de matemáticas directamente realizando raíces cuadradas?  Seguramente tu aprendizaje hubiese sido un caos y por tanto un fracaso. Elegir los ejercicios adecuados para cada persona e ir avanzado poco a poco en estos será determinante para poder hacer el deporte que te gusta, correr detrás de tu hijos o realizar tu pasatiempos favorito son dolor de espalda.

Recuerda que a la hora de realizar ejercicios para evitar el dolor de espalda no todo vale. ¿Te imaginas ir al doctor y que todo se resolviese con el mismo medicamento? Tu espalda es única y por tanto tus ejercicios para recuperarte del dolor de espalda también deben serlo.

El secreto de los mejores reeducadores funcionales es que saben qué ejercicios elegir para cada persona y que dosis o carga utilizar en cada momento para tener alumnos que vivan sin dolor de espalda.

Si necesitas más información sobre entrenamiento para disminuir o prevenir el dolor de espalda, contáctanos a través de info@domopersonal.com y estaremos encantados de ayudarte.

Autor: Francisco Javier Fernández.  Entrenador especializado en entrenamiento para la espalda.

 

CERRAR
×
×

Carrito