Mito nutrición 1 hay que evitar los hidratos de carbono en la cena

Mito nutrición 1 hay que evitar los hidratos de carbono en la cena

¿Crees que poseemos ciertos mitos en nutrición que no son correctos? Desde la infancia aprendemos hábitos que muy posiblemente nos acompañen gran parte de nuestra vida, por no decir durante toda la vida…

Los hábitos son esas pequeñas acciones que repetimos una y otra vez sin darnos cuenta y cuyo efecto se va acumulando poco a poco. Estas pequeñas acciones son las que, a lo largo del tiempo, tienen un gran efecto en nuestra calidad de vida. Si nuestro hábito es saludable, nos aportará un efecto positivo en nuestra salud, pero si no lo es, nos proporcionará un efecto negativo a largo plazo.

Por eso, hemos creado los 7 mitos en nutrición, para ayudarte a romper esos falsos mitos arraigados que no te ayudan, sino que te perjudican y ayudarte a crear un nuevo hábito positivo.

¡Vamos a descubrir el primer mito!

Mito 1: “Hay que evitar los hidratos de carbono en la cena”

Lo habrás oído muchas veces: “No hay que tomar hidratos de carbono en la cena”. Tanto lo hemos escuchado que lo hemos asumido, justificando que al irnos a dormir tras la cena, no lo vamos a quemar y se acumularán como grasas.

Sin embargo, la mayoría de personas asume que puedes desayunar tranquilamente un bol de cereales y “no pasa nada” porque vas a la oficina y te estás moviendo y consecuentemente, quemando calorías.

Esto es cierto, pero la realidad es que la diferencia entre estar tumbado en la cama o sentado en la oficina en cuanto a consumo calórico es muy poca.

Para hacernos una idea, si hablamos de una persona de unos 80kg de peso, sentada en un ordenador durante 8 horas quemaría 690 kcal, mientras que simplemente durmiendo, quemaría 615 kcal. Exactamente, ¡la diferencia es de apenas 75 kcal en 8h!

Así que entre estar sentado frente al ordenador o estar durmiendo, hay escasa diferencia, por lo que eso de que puedes desayunar cereales pero no tomarlos por la noche, carece de evidencia.

¿Cuándo debes tomar esos hidratos de carbono entonces? El momento ideal serían las horas cercanas al ejercicio físico, porque tus músculos los necesitan precisamente para moverse y es cuando mejor los pueden asimilar. No depende tanto de si vas a dormir o no, o de si es por la mañana o por la noche, sino del ejercicio físico o actividad física que realices durante tu día a día.

Ahora que entiendes el porqué, llévalo a la práctica.

Autor: Roberto Conesa, entrenador personal en DomoPersonal especializado en nutrición.

CERRAR
×
×

Carrito