¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio en el postparto y qué tengo que tener en cuenta?

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio en el postparto y qué tengo que tener en cuenta?

Cuando hablamos de entrenar o de hacer ejercicio durante el postparto, no significa que quieres prepararte para ganar las olimpiadas. Entrenar significa ir mejorando tu fuerza, tu resistencia, tu movilidad, reducir los dolores y conseguir tus objetivos.

Hay estudios científicos que avalan la necesidad de entrenar en el postparto, por eso deberías hacerlo, con más o menos intensidad, justo después del alta del médico sería lo ideal, pero puedes hacerlo posteriormente también.

Salvo alguna contraindicación médica específica que te desaconseje el entrenamiento, entrenar durante esta etapa SIEMPRE es beneficioso

 

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicio?

Tanto si has estado activa durante el embarazo, eres una mujer que ha estado entrenando durante el embarazo, como si no estás acostumbrada a entrenar, o ha pasado tiempo desde el parto, este puede ser un momento ideal para incluir este tipo de actividades en tu vida y crear un hábito saludable.

Después del parto no sólo puedes entrenar, sino que DEBES entrenar, no sólo por recuperar el aspecto físico que tenías antes del embarazo (esto es algo que está bien y que necesitas, pero no es lo más importante), sino porque tienes que cuidarte, recuperar tu suelo pélvico, reestructurar tu faja abdominal, tienes que mejorar tu salud, tu capacidad cardiovascular, tu fuerza y tus niveles de energía.

Puede que al principio te resulte difícil encontrar el hueco para entrenar, no te preocupes, es sólo un corto periodo de tiempo, busca el momento del día que más fácil te sea encontrar ese hueco, busca a un profesional cualificado que te ayude en la recuperación del parto y REGÁLATE ESTE RATO A TI MISMA.

El entrenamiento debería ser individualizado y adaptado a las circunstancias de cada una de vosotras, no vale un modelo tipo, es un dinero que a la larga va a ser muy bien  invertido, vas a fortalecer el suelo pélvico, vas a mejorar tu energía, vas a aumentar tus niveles de fuerza, vas a poder realizar las tareas diarias con mucha mayor soltura y menos cansada y sobre todo vas a evitar algunas de las consecuencias que trae los cambio físicos del embarazo.

 

¿Qué ejercicios no debo hacer durante el postparto?

Hay una cosa que bajo ningún concepto deberías de hacer justo después del embarazo sin una buena recuperación del suelo pélvico y de la musculatura abdominal; NO SE DEBE CORRER.

¿No correr significa que no puedo entrenar duro? No, no correr significa no correr, sí se puede entrenar de forma intensa y se puede llevar un entrenamiento de alta intensidad, buscando otras opciones como subir un step o el uso de elípticas u otros elementos, siempre de una manera gradual y con un entrenamiento específico para una mujer tras el parto.

 

Entonces, ¿Cuándo puedo empezar a entrenar?

1.Alta médica: El primer factor a tener en cuenta es que tu médico te haya dado el alta y te diga que todo está en orden y que no hay ningún problema. Para ello va a ser muy importante el tipo de parto en concreto.

El tipo de parto que has tenido va a determinar cuándo vas a poder empezar a realizar algún tipo de actividad física. No es lo mismo haber tenido un parto eutócico (parto natural sin ninguna complicación) o un parto por cesárea, ya que la recuperación es diferente en ambos casos.

Parto natural:

La recuperación en el parto natural es mucho más rápida, aunque hay que tener en cuenta si te han tenido que dar algún tipo de punto por desgarro o te han practicado una episiotomía. Puede que al principio tengas algunas molestias, cuídate esos puntos y cúralos. Si tu parto está aquí incluido, ¡enhorabuena!, todos estos aspectos seguramente te pedirán un poco más de paciencia para poder empezar, pero seguramente en breve ya puedas empezar a moverte con soltura.

Cesárea:

La cesárea es cada vez más común hoy en día, pero no deja de ser una intervención quirúrgica que lleva consigo una recuperación más compleja y larga. Si este es tu caso, cura la herida como te han indicado en el hospital, acude a los controles que tengas agendados con el médico y sigue sus consejos. Cuando tu médico te de el alta, ya estarás lista para empezar.

 

2.Valoración suelo pélvico: El segundo factor que debes tener en cuenta, es realizarte una valoración del suelo pélvico por un o una fisioterapeuta especialista que te comunique en qué estado está tu suelo pélvico y tu musculatura abdominal. Lo que es seguro es que tu suelo pélvico ha soportado el peso del bebé y de la placenta. Esta valoración ha de hacerse cuando ya tienes el alta médica.

Como ya hemos dicho anteriormente hay que tener en cuenta el tipo de parto que has tenido, el tiempo que haya transcurrido desde el parto y la condición física que tuvieras. No es lo mismo que hayas podido mantenerte activa hasta poco antes del parto y haya sido un parto natural, que lleves 4 años sin hacer ejercicio físico y te hayan practicado una cesárea. Los tiempos y la velocidad de progresión de los ejercicios deben de ser diferentes.

Autor: Ernesto Moneo. Entrenador DomoPersonal.

 

CERRAR
×
×

Carrito