Diez consejos para comer bien durante el embarazo

Diez consejos para comer bien durante el embarazo

¿Estás embarazada o tienes pensamiento estarlo en breve? Si es así tu correcta alimentación es esencial para que tanto tú como tu futuro bebe estéis bien nutridos. Lee con atención estos diez Domo Consejos para que comas bien durante tu embarazo.

1.Adapta tu alimentación a esta etapa, aunque ya te alimentes bien

¿Qué necesitan comer las embarazadas?

  • Más proteínas.
  • Más vitaminas como el ácido fólico.
  • Más minerales como el minerales.
  • Más calorías.

Eliminar la comida que aporte muchas calorías pero pocas vitaminas y minerales.

Si tienes un peso adecuado al inicio durante el primer trimestre no necesitarás añadir muchas calorías, extra pero se irá incrementando conforme vayan pasado los meses, siendo el último trimestre el que necesite el aporte más calórico.

2. Evita alimentos poco seguros, pues pueden contener bacterias

  • Pescado crudo (ceviche) y mariscos crudos (sushi y ostras)
  • Leche no pasteurizada y quesos hechos de leche no pasteurizada.
  • Quesos blandos (brie o camembert)
  • Queso fresco (queso blanco, panela, de hoja y asadero)
  • Paté.
  • Carnes o aves crudas o poco hechas.

Algunos pescados pueden contener en grandes proporciones mercurio, que puede pasar a tu bebé y producir serios problemas de desarrollo.

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA por sus siglas en inglés) recomienda que las embarazadas limiten su consumo de pescado a un máximo de 340 gramos por semana de diferentes tipos de pescados conocidos.

3. Di no al alcohol

Puede provocar defectos físicos, problemas de aprendizaje y problemas emocionales más adelante.

4. Limita la cafeína

Si eres “adicta”, intenta tomar solo un par de tacitas al día y asegúrate de que no está muy cargado o que sea descafeinado. Procura no sobrepasar los 200 miligramos (p.2 gramos) de cafeína al día (lo que equivale más o menos 1 taza y media de café).

Recuerda que la cafeína no está solo en el café, también en el té, las sodas y el chocolate y en algunas otras bebidas estimulantes.

5. No exageres con el pescado

Prácticamente todos los pescados contienen alguna cantidad de metilmercurio, un metal que puede ser muy peligroso en grandes cantidades porque puede afectar el desarrollo cerebral del feto y de los niños pequeños.

La Agencia de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos recomienda limitar el consumo de atún y otros pescados a unos 300 gramos por semana, que es el equivalente de dos porciones.

6. Toma tus vitaminas prenatales

A pesar de llevar una dieta equilibrada, es muy difícil para una embarazada conseguir todos los nutrientes necesarios para ella y para el bebé, por lo que es necesario tomar suplementos prenatales de vitaminas y minerales. (Asegúrate de que las vitaminas que estás tomando contengan ácido fólico).

7. Averigua si necesitas tomar otros suplementos

Además de las vitaminas con ácido fólico, puede que tu médico te recomiende algún otro suplemento adicional, como puede ser la colina. (La gran mayoría de vitaminas prenatales no contienen este nutriente así que lo tendrás que obtener por medio de alimentos o preguntarle a tu médico si debes de tomar un suplemento)

La colina está presente en huevos, cacahuetes, germen de trigo, remolacha, la soya, los garbanzos, las lentejas y el arroz.

El médico, puede recomendarte, más adelante, hierro o calcio para asegurarse de que tienes una cantidad suficiente de estos minerales clave.

Si eres vegetariana estricta, vegana o tienes diabetes, diabetes del embarazo o anemia, o si alguna vez tuviste un bebé que nació con poco peso, debes hablar con tu médico acerca de tu alimentación y de las vitaminas adicionales que puedas necesitar.

Si tienes problemas para tragar las vitaminas o las vomitas, busca un tipo que puedas masticar o diluir en agua, pero no te autoadministres más dosis de las recomendadas al día, podría hacerle daño al bebé.

8.No hagas dietas para adelgazar durante el embarazo

Muchas de las dietas para perder peso no tienen suficiente hierro, ácido fólico u otras vitaminas y minerales importantes. Las mujeres que comen bien y aumentan una cantidad adecuada de peso, tiene una mayor probabilidad de tener un bebé saludable. Pero mantener un peso adecuado y una subida de peso controlada y adecuada es importante. Los médicos recomiendan aumentar menos el peso durante el primer trimestre (entre 1 y 2 kg) Y en el segundo y tercer trimestre, aumentar más o menos medio Kilo por semana.

Si esperas mellizos, si comienzas el embarazo con sobrepeso con demasiado delgada, habla con tu médico para que te de unas directrices de peso a seguir.

9.Come de manera frecuente y ligera

Si las nausea, el rechazo que quizá sientes hacia ciertos alimentos, la acidez o la indigestión te están quitando las ganas de comer, intenta comer de cinco a seis comidas ligeras, en vez de tres grandes.

A medida que avanza tu embarazo, tu bebé comprimirá tu estómago y otros órganos del aparato digestivo y tendrás menos espacio para comidas grandes.

10.Come algo dulce de vez en cuando

Las comidas procesadas y los postres con mucho azúcar no deberían formar parte de tu dieta, pero puedes buscar alternativas saludables y ricas. Puede ser un bizcocho hecho con plátano para darle ese sabor dulzón y evitar añadir azúcar, o galletas de avena.

Si te cuesta mucho deshacerte de todo el azucar, empieza sustituyéndolo por endulzantes artificiales.

Pero tampoco te obsesiones, comerse un pedacito de chocolate no le sentará mal a tu bebé, pero sin abusar.

¡Con estos 10 DomoConsejos estás preparada para mantener una nutrición adecuada durante tu embarazo!

CERRAR
×
×

Carrito