¿Es peligroso mantener las relaciones sexuales durante el embarazo?

¿Es peligroso mantener las relaciones sexuales durante el embarazo?

Aunque vivimos en pleno SXXI, mantener relaciones sexuales durante el embarazo se asocia a algo negativo y perjudicial ante todo para el bebé, con prejuicios como que la mujer pierde la líbido.

Pero… ¿Esto es un mito o realidad?

Pues te adelanto una curiosidad (si lees hasta el final vas a encontrar muchas a lo largo del post) y es que son sobre todo ellos quienes ponen más límites…¡Sí mami! ¡¡¡ELLOS!!! ¡La ciencia lo demuestra! Los principales motivos es porque están incómodos o les da miedo hacer algún movimiento que pueda ser perjudicial para el bebé e incluso para ti.

Dedicarse ese tiempo en pareja mediante las relaciones sexuales es primordial para la salud sexual en cualquier etapa, pero en especial durante el embarazo. ¿Sabes porqué? Para fortalecer tu periné profundo o posterior (el de sostén) porque el orgasmo te permite activarlo. Ese periné profundo sólo se activa de forma involuntaria y el orgasmo consigue activarlo.

Por lo tanto, hay que tener relaciones sexuales, y cuántas más y de mejor calidad, mejor para ambos y también para tu suelo pélvico y también para tu bebé (sigue leyendo y te lo cuento)

Relaciones sexuales según el trimestre de embarazo

Primer trimestre

¡El sexo es totalmente compatible con el embarazo! Salvo en casos concretos de contraindicación médica por riego de amenaza de aborto, por ejemplo.

Durante esta etapa tu deseo sexual puede disminuir por las molestias típicas del primer trimestre (nauseas, cansancio, sueño…) o por miedo a dañar al bebé que se está formando. ¡Pero quítate esto de la cabeza! El sexo es totalmente positivo.

Durante esta etapa del embarazo no vas a tener ninguna limitación en las posturas sexuales.

Segundo trimestre

Durante este trimestre te vas a encontrar mejor y vas a recuperar el apetito sexual perdido. ¡Tu barriguita todavía no es un gran impedimento para buscar aquella postura que os apetezca aunque con alguna adaptación para no presionarla!

¡Pero ojo! Que en este trimestre suelen ser ellos los que ponen limitaciones por miedo a hacerle daño…

A lo largo de este trimestre, le van a llegar a tu bebé los sonidos exteriores como vuestras voces, risas y la música

Tercer trimestre

Las relaciones sexuales suelen disminuir en este periodo porque suele disminuirte la líbido y, además, porque en este caso, ambos soléis tener miedo de provocar el parto. Bueno…a veces si se retrasa buscáis el efecto contrario…¡que lo adelante!

Sin embargo, si no existe contraindicación médica, el sexo os va a ayudar a liberar ansiedades y a mejorar la flexibilidad de tu periné para el gran momento. Tanto matronas como ginecólogas recomiendan que mantengas relaciones sexuales mientras no se presenten contracciones.

¡Eso sí! En este trimestre hay que buscar las posturas que os resulten más cómodas.

¡Os propongo alguna y vosotros decidís las que mejores se adapten a ambos!

Las mejores posturas sexuales para practicar durante el embarazo.

Las posturas más aconsejables son aquellas que no produzcan presión abdominal en la futura mamá.

Es importante que estés cómoda, utilizando cojines o almohadones si lo necesitas.

También es muy importante que ambos habléis sobre ello y que encontréis vuestras posturas adaptadas preferidas.

¿Cuáles son las mejores posturas durante el embarazo?
  • De lado: es la más aconsejada durante el embarazo ya que impide que se ejerza presión sobre tu abdomen y pecho. Ambos tumbados de costado (la mamá embarazada se colocará delante). La misma posición, pero dándose la cara, sin apretar el vientre.
  • La mujer sentada sobre su pareja (que permanecerá tumbado, sentado o recostado), lo que te permitirá un mayor control sobre los movimientos, el ritmo y la penetración.
  • A gatas o famosa postura del perrito: Te puedes colocar con brazos y rodillas apoyadas y tu pareja detrás, de rodillas o de pie si te sitúas al borde de un lugar elevado (cama, sofá…). No existe ninguna presión y el vientre no pesa.
  • De lado en L: tú tumbada de lado con las piernas dobladas en L y tu pareja apoyado en tus rodillas penetrando desde atrás.
  • Coito de pie: puedes colocarte recta o inclinada hacia delante, con un buen apoyo, y tu pareja detrás controlando la penetración.
  • La postura del misionero: no se recomienda una vez esté avanzado el embarazo, ya que no deberías reposar sobre tu espalda demasiado tiempo ni aguantar el peso de tu pareja sobre la barriga. Si tu pareja se sitúa encima, tendrá que sostener su propio peso con las manos para no presionar tu abdomen.

Aparte de éstas, con la práctica y a medida que va avanzando el embarazo, la pareja puede ir buscando nuevas variantes que le resulten cómodas a la vez que placenteras.

MITO Vs REALIDAD

Veamos cinco situaciones y descubre si es un mito VS realidad.

1.El sexo le hace daño al bebé.

¡Para nada! Al contrario es beneficioso para el bebé. El organismo de la madre libera endorfinas y la región pélvica recibe más sangre, provocando que el bebé experimente una sensación placentera dentro del útero.

2.Durante el embarazo siempre disminuye el deseo sexual.

¡Esto no es cierto en absoluto! Es cierto que la mujer pasa durante diferentes fases en la que su líbido fluctua, sobre todo durante el primer trimestre con los síntomas característicos y durante el tercer trimestre, sin embargo para otras el sexo en el embarazo es más placentero.

Sobre todo en los primeros meses, el aumento de la irrigación sanguínea provoca una mayor sensibilidad a la zona genital y aumenta el flujo vaginal, por lo que la vagina se vuelve más sensible y está mejor lubricada.

A esto se suma la liberación por el hecho de no tener que utilizar métodos anticonceptivos, lo que unido a la alegría de estar embarazada, hace que aumente el apetito sexual.

3.Es necesaria la abstinencia sexual durante el primer y último trimestre de embarazo.

UMMMM rotundamente no. ¡Es un mito! El sexo es beneficioso tanto para la pareja como para el bebé, con lo cual, salvo que haya prescripción médica de abstinencia por peligrar la continuidad del embarazo, mantener relaciones sexuales en el embarazo es absolutamente recomendable.

¿En qué situaciones se desaconseja mantener relaciones sexuales con penetración?

Sólo se debe dejar de mantener relaciones sexuales con penetración cuando exista alguna patología que por prudencia así lo aconseje tu matrona o ginecólogo como: amenaza de aborto, amenaza de parto prematuro, placenta previa sangrante en la segunda mitad de la gestación o la rotura prematura de las membranas, en general si hay un sangrado de origen genital.

Pero…no mantener relaciones sexuales con penetración no significa no mantener relaciones sexuales. ¡Hay muchas otras formas de estimular vuestro placer!

4.Tener un orgasmo puede ser perjudicial para el embarazo.

¡Otro mito! ¿Perjudicial? Es cierto que el orgasmo produce una contracción del útero, ¡pero tranquila! que por tener un orgasmo no te pondrás de parto.

Por el contrario, se liberan endorfinas que invaden todas las células del cuerpo produciendo una intensa sensación de bienestar. Además, las endorfinas atraviesan la placenta, produciendo la misma sensación en el bebé.

Y no sólo eso, sino que el orgasmo activa tu periné más profundo, el involuntario, fortaleciéndolo para el gran día y para potenciar tu recuperación postparto.

5. Mantener relaciones sexuales en la recta final del embarazo acelera el parto.

¡Esto es cierto mami!

Mantener relaciones sexuales en la recta final del embarazo es una forma natural de acelerar el parto cuando no se produce por sí mismo. El esperma contiene prostaglandinas, que son, precisamente, las hormonas que se utilizan para inducir el parto.

Si además llegas al orgasmo, mejor que mejor, porque los orgasmos provocan contracciones en el útero.

Ahora que ya conoces la realidad sobre las relaciones sexuales durante el embarazo, te será más fácil ponerlo en práctica y quitarte y quitaros ciertos prejuicios que os frenan a mantener un embarazo sexualmente activo.

¡Pon en práctica los consejos que has aprendido!

Autora: Noelia Mateu. Enfermera DomoPersonal y GYM4MOM.

CERRAR
×
×

Carrito