¿Por qué el ejercicio te va a ayudar a recuperarte después del parto?

¿Por qué el ejercicio te va a ayudar a recuperarte después del parto?

Ya has sido mamá, tú bebé está contigo y ambos estáis aprendiendo el uno del otro. Ahora es el momento de cubrir sus necesidades, pero también las tuyas, ¡Qué no se te olvide!

Puede que todavía estés embarazada y te estés interesando en la siguiente etapa para cuando llegue el momento, así que te felicitamos por anticiparte.

También puedes ser de esas mamis que por circunstancias no pudiste empezar una recuperación justo después y ahora es cuando tienes un poco de tiempo para empezar a recuperarte. No te preocupes nunca es tarde, siempre es un buen momento para dar el paso y cuidar tu salud.

De un modo u otro, toma nota de todo lo que vamos a contarte. Es fundamental que te recuperes tras el parto y que te reencuentres de nuevo contigo misma a nivel físico, psicológico, social y un poquito más adelante, a nivel laboral también.

El postparto o puerperio es un periodo de recuperación después de dar a luz, se produce en esta etapa una recolocación del útero y del organismo a esta nueva situación. Este tiempo tiene una duración variable en función del tipo de alumbramiento que hayas tenido y de la situación personal de cada madre. El primer punto de partida que hay que tomar es el tipo de intervención que has tenido, no es lo mismo que hayas tenido un parto natural, una episiotomía o un parto con cesárea, cada caso conlleva una recuperación diferente.

Sabemos que son muchos los cambios que se han producido en tu cuerpo desde el inicio del embarazo, entre ellos, el aumento de peso y la barriguita postparto, los prolapsos, la diástasis, la incontinencia urinaria…Tienes la sensación de mirarte y decirte: “Este cuerpo no es el mío” o “Esto a mí no me pasaba”.

¡Tranquila! Nada de esto ha llegado para quedarse si te dedicas tiempo a cuidarte y recuperarte. El ejercicio es tu mejor tratamiento para esta etapa.

Es el momento de ponerte en modo ON y la mejor manera es que conozcas los beneficios de realizar ejercicio físico después del parto y entender cómo el ejercicio te va a ayudar a recuperarte:

  • Recuperar el suelo pélvico y la faja abdominal de manera segura y efectiva.

Estos músculos han perdido tono durante el embarazo y el parto y ahora durante el postparto necesitas reactivarlos de nuevo.

Conseguir activar tu suelo pélvico con ejercicios repetidos y constantes será esencial para corregir y prevenir la incontinencia urinaria, que sabemos que es uno de los problemas que más te afecta y preocupa.

Fortalecer la faja abdominal es otro de los objetivos clave para fortalecer la musculatura que envuelve tu columna y prevenir el dolor de espalda.

  • Corregir las descompensaciones corporales que produce el embarazo.

Has vivido nueve meses de constantes cambios y descompensaciones corporales que hay que volver a reactivar de forma correcta.

  • Tonificar la musculatura.

Tras el gran esfuerzo durante el trabajo de parto, de forma más intensa si tienes también episiotomía, es importante fortalecer y tonificar toda la musculatura implicada. ¡El ejercicio es el secreto para conseguirlo!

Si has tenido cesárea, es importante también que toda la musculatura abdominal recupere su tono de nuevo.

  • Recuperar el peso corporal.

¡Es uno de los aspectos que te preocupa y mucho! Llevas muchos meses viéndote en un cuerpo que no es el tuyo y ahora llega el momento de que te sientas bien contigo misma de nuevo. El ejercicio será tu gran aliado para conseguirlo.

  • Evitar o disminuir los dolores de espalda y/o cervicales.

Durante el embarazo ya habías empezado a notar estas molestias, pero ahora con las horas que le dedicas a tu bebé en brazos, para la lactancia, para cambiarlo, bañarlo, etc verás que se acentúa.

¡El ejercicio te ayudará a liberarte del dolor en esta etapa!

  • Devolver la funcionalidad a la línea alba mejorando el tono y recuperando la diástasis abdominal.

La diástasis abdominal es la separación excesiva del tejido que une los rectos del abdomen a lo largo de la línea alba. Este tejido ha soportado durante el embarazo una tensión muy elevada sobre todo en el tercer trimestre.

Esta separación permanece en la mayoría de las mujeres hasta 8 semanas después del parto, en otras se reduce esta distancia en menos tiempo. Se reduce la distancia, no la funcionalidad de este tejido.

Por tanto, lo más importante no es volver a juntar los dos rectos del abdomen, sino recuperar la función de sujeción que tiene el tejido que une los dos rectos del abdomen a través del ejercicio.

  • Gestionar correctamente las presiones intraabdominales.
  • Prevenir o recuperar de la depresión post parto.

La depresión postparto afecta a un gran número de mujeres. ¡Más de las que imaginas! Son muchos los cambios y las adaptaciones a las que has de enfrentarte desde el embarazo y en tu nueva vida con tu bebé.

Cuando realizas ejercicio físico, liberas endorfinas que te hacen sentir placer y bienestar. Por ello, el ejercicio físico es uno de los tratamientos más completos frente a la depresión postparto.

  • Normalizar la postura.

Tras las descompensaciones corporales y cambios de postura producidas durante el embarazo, tienes que normalizar de nuevo tu postura para evitar que te duela la espalda.

Ello se consigue con un trabajo diario y consciente.

  • Evitar posibles lesiones.

La prevención es el primer paso, y ahora te tienes que cuidar por dos. Fortalecer y tonificar tus músculos es el primer eslabón para prevenir lesiones.

El ejercicio físico, es por tanto, el tratamiento completo para tu recuperación postparto. Lo importante a tener en cuenta es conocer cuándo se puede iniciar el ejercicio dependiendo del tipo de parto y cómo se debe hacer.

Te hablaremos de ello en el próximo post.

 

CERRAR
×
×

Carrito